divendres, 19 de novembre de 2010

Comentarios a "EVIDENCIAS LACERANTES" de Pilar Rahola.


En el periódico “La Vanguardia” del día de hoy, Pilar Rahola ha publicado su columna diaria de opinión de la que les adjunto unos extractos que me han parecido interesantes, y que a continuación me permito comentar. En rojo, Pilar Rahola, en blanco, mis comentarios.

“Perdonen la impertinente pregunta que planteo en dos partes. Primera: ¿por qué a la ONU le resulta tan fácil hacer resoluciones acusatorias contra una democracia vulnerable, que sufre décadas de acoso violento, cuya integridad es amenazada por poderosos países, y que está rodeada de organizaciones fundamentalistas que tienen como objetivo su destrucción?”

Pienso que esta es una imagen demasiado victimista del pueblo israelita, que responde a la visión henchida de romanticismo arrebatado de Pilar Rahola (PR). por la cuestión sionista. También habría que matizar eso de “democracia vulnerable”; PR se refiere sin duda a que un gobierno que se acuesta con la ultraderecha no es en sí una democracia, sólo huele a democracia.

 “Y la segunda: ¿por qué a la ONU le resulta tan difícil hacer algún papelito, ni que sea de buen rollo, contra una dictadura que nadie considera objeto de sus deseos nucleares, que no está rodeada de feroces enemigos y cuyo problema nacional pendiente no es defendido por grupos terroristas? Es decir, puestos a defender los tan manipulados derechos humanos, ¿por qué la ONU se atreve con una democracia en riesgo, y no con una dictadura que no sufre ninguno?”

Bueno, yo creo que esta es casi una cuestión obvia; a la ONU se la torean las dictaduras, del mismo modo que la ONU se pasa por el forro los genocidios, las mafias que controlan campos de refugiados, las econo-guerras de Sudamérica, los cárteles de droga… Seamos honestos, la ONU fue lo que fue cuando tuvo que ser, en la actualidad su propia inoperancia ha sido la responsable de que haya quedado relegada a ser un organismo que reparte botellitas de agua.  Por lo demás, asegurar que Marruecos es “una dictadura que no sufre ninguno (riesgo)”, es mucho asegurar. En el Próximo Oriente todo es una gran olla a presión, incluso entre los mismos países que conforman la región.

“Con Israel, indignación interplanetaria a la primera que se mueve un soldado. Pero con Marruecos, café turco a las cinco y pelillos saharauis a la mar, que el emir de los creyentes no está para tonterías. Es decir, un país que mantiene una democracia contra viento y marea, que tiene tiempo para invertir en conocimiento, que sufre desde guerras de países vecinos hasta ataques terroristas indiscriminados y que, con todo, consigue mantener a su población en un respetable nivel de vida, es el blanco de las iras de la ONU.”

De nuevo una imagen arrebatada que roza el monicanaranjismo. Aun así, estoy de acuerdo con ella; me considero totalmente pro-israelita, pero sin tantos tules de colores. No hacen falta, el pueblo israelita se maneja bien sin compasiones.

“Y es que la ONU, contra Israel vive muy bien, pero contra Marruecos ni parpadea. ¿Por qué? ¿Será porque los poderosos países del petrodólar mueven sus hilos contra Israel y nunca lo harán contra Marruecos? ¿Será porque los saharauis no interesan al islam? ¿Será porque Israel es una democracia y eso resulta intolerable? ¿Será que la ONU no manda? Será, absolutamente dominada por los intereses de las poderosas dictaduras que la conforman. El tema, querida ONU, nunca han sido los derechos humanos. Por eso contra Israel vale todo. Porque la causa no es la defensa Palestina. La causa es la destrucción de un cuerpo democrático anómalo que rompe los esquemas del islam. Israel no es digerible, pero ¿Marruecos? Marruecos es una dictadura. ¿Cuál es el problema?”

Difiero. Hay un hecho evidente que empieza a tenerse en cuenta en el mundo: que en los países del Próximo Oriente se está dando lugar a un relevo generacional cuyos jóvenes pugnan por hacer política. Pretenden iniciar un camino hacia los organismos de gobierno de sus Estados, pese a los viejos tótems de siempre, cuyos arrugados culos están demasiado bien aposentados en sus tronos. El caso de Marruecos responde a este paradigma; un monarca joven que, de momento, está abriendo las ventanas de la Corte para que ese olor a rancio se disipe. Lo cual, con la que cae por allí, no es poco.

Mi querida PR, utiliza usted mucha retórica, para eso le pagan, para reconocer al final lo inevitable. Israel es un quiste sebáceo a los ojos del mundo árabe cuya responsabilidad de occidente es incuestionable. De hecho, le recuerdo que los protectores del enfant terrible del Próximo Oriente son los sempiternos norteamericanos, lo cual, dicho sea de paso, aun enerva más a ese Islam que usted se brinda escribir con minúsculas. Un Islam que, recuerde usted aunque seguramente ya lo sabe; regurgita continuamente su propia bilis ante todo lo que les atufa a occidental, a EEUU, a Europa, a colonialismo, a Imperios, a explotación y a Coca-cola. Así que creo que por una vez, ese organismo caduco de origen occidental que es la ONU, por una vez digo, se acuesta con el más cabreado que aunque no siempre, a veces tiene un poco de razón.

4 comentaris:

  1. Pues yo estoy mucho más de acuerdo con Rahola que con sus comentarios. Me parece que respira usted un tufo muy antiamericano y muy paternalista con el Islam. De nada.

    ResponElimina
  2. Lamento no saber con quien estoy de acuerdo yo, si es que estoy de acuerdo con alguien... Creo que desde mi posición, instalada en el bienestar de mi hogar, carezco de elementos suficientes para valorar. De tdos modos me parece muy interesante ver posturas diferentes si adjetivos descalificativos
    Gracias

    ResponElimina
  3. Josué, te recomiendo leas algo más que el último párrafo,incluso que leas el artículo de Pilar Rahola. Verás entonces que no nos distanciamos tanto uno del otro, más allá de un tema de formas.
    Anónimo, no tienes porque posicionarte, simplmente relájate y lee, y si en algo mis letras te generan opinión, pues eres libre de comentar o no. Saludos.

    ResponElimina
  4. No posicionarse es una posición, relajado hoy estoy...

    ResponElimina