diumenge, 15 de juliol de 2012

La España Botejara



Me sorprenden sobremanera las reacciones contra los últimos recortes de Rajoy, reacciones bastante lánguidas, por cierto. Creo que en este país somos capaces de ser mucho más apasionados, por ejemplo cuando “la roja” marca un gol; un mensaje muy bien recogido en Europa, lo que les permite concretar cual es el foco de nuestras preocupaciones.

Me sorprende porque cuando uno votó PP, votó la esperanza de un cambio en términos de política económica que podía reconducir España por la senda de la recuperación, sí, pero muy botejara tuvo que ser si a la vez no pensó, y no lo pensó, que también votó una forma de hacer política.

A mí lo de los recortes me toca lo que no suena, pero asumo que el PSOE hubiera hecho lo mismo. A España se le ha prestado miles de millones de euros que han surgido de un fondo generado con el aporte de todos los europeos, y como pasa en cualquier otro tipo de préstamo, Europa pide avales. Es lógico ¿no?

Aun con todo, que ahora los funcionarios de Madrid la estén liando parda por lo de la extra de Navidad, me parece de un cinismo que toca la cúspide celestial. Miren, tradicionalmente Madrid, ciudad que recuerdo que es Villa con todas las connotaciones que esta palabra conlleva, es ciudad ministerial, muy poco “obrera” por lo tanto (sepan leer la palabra “obrera” como sinónimo de “industrial”), lo cual le ha permitido identificarse tradicionalmente con la España menos reivindicativa y más conservadora. Esto es así y a mí me parece bien. Cada cual...

Pero de ahí ha pensar que vivir bajo el ala del PP durante las últimas décadas les iba a hacer inmunes a recortes, es de un ilusorio muy extravagante. Lo siento chicos, pero disfrutad ahora de lo que habéis votado.

Pero más allá de esto de los recortes, a la España de los Botejara le preocupó muy poco votar a un partido que ahora se muestra fiel a su estructura, a su ideario, a su trayectoria, a todo su ADN. ¿Alguien por el camino olvidó lo del “no a la guerra” de Aznar, por ejemplo? ¿O ha olvidado quizá esa doble vía de investigación con respecto a los atentados de Atocha? ¿Cómo alarmarse ahora porque el PP ha mentido al aplicar medidas que en modo alguno estaban en su programa electoral?

¿Como sorprenderse por el tono chulesco de Montoro al amenazar constantemente con intervenir a las autonomías deficitarias, las más “peperas” por cierto, pero también a otras como Catalunya, la vaca de la teta de oro? ¿Como rasgarse las vestiduras al ver a esa tribu cañí aplaudiendo desbordada ante un Rajoy, héroe de gestas míticas, cuya guinda fue el “que se jodan” de la pija de turno? ¿Quien espera dimisiones, ahora que un núcleo duro e inexpugnable se va configurando de nuevo y que asegura que “sabemos que van a haber movilizaciones en las calles”, “no nos van a doblegar”, “no tenemos nada de que avergonzarnos”?

¿Quien ha sido tan ingenuo de pensar que tras esto no surgiría un gobierno reaccionario que poco va a aceptar la movilización en la calle?

¿Como se sorprende el Govern de la Generalitat ante un PP que exporta la mierda a las Comunidades Autónomas más ricachonas bajo la amenaza implícita de una contundente re-centralización del Estado?  ¿A que espera, por cierto, el Govern para empezar a mirar a Europa porque sino éstas se nos vendrán encima?

La España del PP es la que es, y el PP es el partido que siempre ha sido; el que ha tenido, por ejemplo, la enorme desfachatez de plantear un recorte sin precedentes a los desempleados, en lugar de prestarles mayor apoyo a la luz de las perspectivas de empleo en este país. Esa es la imagen, y eso es lo que tenemos ahora por lo que hemos votado. Y no sirve de nada mirar al otro y decir que yo no he sido, que ha sido él, porque en un marco de democracia, todos hemos votado PP, y todos estamos disfrutando de este marco botejara.

Eso sí; ¡Viva “la roja”! y ¡Aupa la Esteban!

4 comentaris:

  1. Si,realment ara toca molt els ous sortir al carrer per fer pinya amb tots els insensats i cretins que van votar al PP. Pero que es pensaven,colla d'ignorants que eren els salvadors del mon? Ara que es manifestin ells amb els seus collons!! Jo ara em quedo a casa. Mai fare pinya amb votants del PP.

    ResponElimina
  2. Tristemente cierto hasta el tuétano

    ResponElimina
  3. La lástima es que los ciudadanos no tenemos ningún mecanismo para deshacernos de quien incumple sus promesas electorales y tenemos que esperar cuatro años para cambiar y que los que les han dado el apoyo tengan la lucidez de no volver a incurrir en el mismo error.

    ResponElimina